Iglesia de San Stae: qué ver

  • 4 min de lectura

La Iglesia de San Stae, única y cautivadora, es un lugar de culto católico ubicado en el corazón de Venecia, en el pintoresco distrito de Santa Croce. En este artículo exploraremos la historia, la arquitectura y las obras de arte que hacen de esta iglesia una verdadera joya de la ciudad lagunar.

Chiesa di San Stae

Historia

La Iglesia de San Stae tiene una historia rica y fascinante que se remonta al siglo XII. Originalmente fundada bajo el título de San Isaías Profeta, la iglesia ha sufrido diversas transformaciones a lo largo de los siglos. Desde parroquia filial de San Pietro hasta iglesia colegiata, San Stae siempre ha desempeñado un papel importante en la vida religiosa de Venecia. En 1681, los procuradores de la fábrica decidieron reconstruir la iglesia, cambiando su orientación y creando una fachada barroca inspirada en Palladio.

La Fachada

La fachada de la Iglesia de San Stae es una obra maestra barroca, caracterizada por un orden gigante de semicolumnas, entablamentos rítmicos y ricas esculturas de artistas renombrados de la época. El tímpano del portal está perforado por un rosetón elaborado y coronado por un grupo escultórico que representa el milagro de la conversión de San Eustaquio. Las estatuas acroteriales y los bajorrelieves cuentan historias de fe y martirio, creando una atmósfera evocadora y sagrada.

El Interior

Diseñado por el arquitecto Giovanni Grassi, el interior de la iglesia presenta una nave única con techo abovedado y tres capillas a cada lado. El presbiterio está dominado por un altar monumental con un tabernáculo en forma de templete y frescos que representan escenas sagradas. Las paredes laterales albergan un ciclo de pinturas dedicadas a los doce apóstoles, realizadas por varios artistas venecianos de principios del siglo XVIII.

Capillas de la Derecha

Las capillas de la derecha están adornadas con obras de arte de gran valor, incluyendo el retablo de la Conversión milagrosa de San Eustaquio de Giuseppe Camerata y San Osvaldo en gloria de Antonio Balestra. Cada capilla cuenta una historia de fe y devoción, enriqueciendo la experiencia espiritual de los visitantes.

Capillas de la Izquierda

Las capillas de la izquierda están dedicadas a familias patricias venecianas, como los Foscarini, y presentan obras de arte de gran valor artístico e histórico. Entre las obras más notables se encuentran el Crucifijo de Giuseppe Torretto y el retablo de la Asunción de Francesco Migliori, que transmiten un sentido de sacralidad y belleza.

La Sacristía

La sacristía de la Iglesia de San Stae es un lugar de gran sugestión, enriquecido con pinturas y esculturas que narran historias de fe y milagros. Entre las obras más significativas se encuentran el cuadro Cristo muerto de Pietro Della Vecchia y los tondos que representan el Milagro del ciego de nacimiento y la Predicación de Cristo. La sacristía es un lugar de paz y contemplación, ideal para quienes desean sumergirse en la atmósfera sagrada de la iglesia.

El Órgano

El órgano de tubos de Gaetano Callido, situado en la contrafachada, es una verdadera obra maestra de artesanía y música. Decorado con motivos vegetales, querubines y ángeles músicos, el órgano crea una atmósfera mágica y solemne durante los servicios religiosos. Su majestuosidad y belleza lo convierten en uno de los tesoros ocultos de la Iglesia de San Stae.

La Iglesia de San Stae es mucho más que un lugar de culto; es un verdadero tesoro de riquezas artísticas y espirituales. Su historia milenaria, su arquitectura barroca y las obras de arte que alberga la convierten en un lugar único en el mundo, para visitar y admirar con ojos llenos de maravilla y corazón lleno de devoción.

No pierdas la oportunidad de descubrir la belleza y la espiritualidad de la Iglesia de San Stae, un lugar que te dejará sin palabras y llenará tu alma de emociones profundas. Ven a visitarla y déjate encantar por su magnificencia y su sacralidad.