Museo del Encaje de Burano: qué ver

  • 4 min de lectura

El Museo del Encaje de Burano es un lugar que cuenta la historia y la tradición centenaria del arte del encaje en Venecia. Inaugurado en 1981, el museo se encuentra en la histórica Escuela de Encaje de Burano, fundada en 1872 por la condesa Andriana Marcello para preservar y promover este antiguo arte. Gracias al esfuerzo de un consorcio formado por entidades públicas venecianas y la Fundación Andriana Marcello, se reorganizó el archivo de la Escuela y se transformó en un espacio expositivo que alberga más de cien valiosos ejemplares de la colección, junto con testimonios de la producción veneciana desde el siglo XVI hasta el siglo XX.

Historia y sede del Museo del Encaje

La Escuela de Encaje de Burano desempeñó un papel fundamental en la conservación y valorización del arte del encaje en Venecia. Tras el cierre de la escuela, el consorcio inició una cuidadosa actividad de recuperación y valorización cultural, transformando la sede en un espacio expositivo que no solo ofrece la posibilidad de admirar piezas de gran valor, sino también de observar las técnicas de trabajo propuestas por las encajeras que aún hoy están presentes en el museo. El archivo de la Escuela es una fuente valiosa de documentación histórico-artística, con diseños, fotos y testimonios iconográficos que cuentan la historia del arte del encaje en Venecia.

Recorridos y colecciones imperdibles

El recorrido por el Museo del Encaje comienza en la sala introductoria en la planta baja, donde un video subtitulado en inglés ofrece una visión cautivadora del arte del encaje. Los paneles didácticos revelan los secretos de esta técnica y sus puntos más famosos, como el punto Venecia y el punto Burano. En el primer piso, el recorrido expositivo se desarrolla a través de cuatro salas temáticas que documentan la evolución del arte del encaje en Venecia desde el siglo XVI hasta el siglo XX. Durante el horario de apertura del museo, es posible asistir a demostraciones de habilidosas encajeras, guardianas de un arte transmitido de generación en generación.

Desde los orígenes hasta el siglo XVI: una historia de tradición y creatividad

La historia del encaje en Venecia se remonta a los orígenes de la ciudad, con las primeras evidencias de decoraciones con aguja presentes en los mosaicos de las iglesias venecianas. En el Renacimiento, el encaje de aguja se desarrolló como expresión creativa de las mujeres aristocráticas, con decoraciones geométricas y fito-zoomorfas que embellecían ropa y accesorios. En los siglos XVII y XVIII, el encaje se convirtió en un elemento indispensable de la moda veneciana, con trabajos de aguja y bolillos que conquistaron Europa. En los siglos XIX y XX, la producción de encaje experimentó altibajos, pero gracias al compromiso de entusiastas y estudiosos, el arte del encaje se preservó y valoró hasta nuestros días.

La Escuela de Encaje de Burano: un patrimonio por salvar

Fundada en 1872, la Escuela de Encaje de Burano desempeñó un papel fundamental en la promoción y difusión del arte del encaje en Venecia. Gracias al apoyo de aristócratas y políticos ilustrados, la escuela formó generaciones de encajeras y contribuyó a preservar la tradición del encaje veneciano. Hoy, el Museo del Encaje representa un homenaje a la historia y creatividad de las encajeras de Burano, con exposiciones temáticas exitosas y cursos sobre el arte del encaje.

El Premio Burano: un viaje por el arte y la tradición

El Museo del Encaje también acoge la exposición permanente del Premio Burano, galardón que ha contribuido a poner en valor el arte y la cultura de la isla. Las obras premiadas en las cuatro ediciones del Premio Burano cuentan no sólo la evolución artística sino también el estado de conservación del paisaje lagunar, tema central del premio. A través de pinturas y obras gráficas, la exposición ofrece una visión única de la tradición y la belleza de Burano, una isla rica en historia y encanto.

En conclusión, el Museo del Encaje de Burano representa un viaje fascinante a la historia y la tradición del arte del encaje en Venecia. Gracias a la pasión y el compromiso de muchas personas, este antiguo arte continúa viviendo e inspirando a generaciones de artistas y entusiastas. Ven y descubre la magia del encaje veneciano y déjate encantar por la belleza y la creatividad de Burano.